Saltar al contenido

Comenzamos con un grupo de niños

Iglesia La Vid Verdadera, pastor Jesús Fernando Iturbide Borjas
Mazatlán, Sinaloa

La CANACO es una de las colonias ubicadas en las orillas de la ciudad de Mazatlán. Es habitada principalmente por familias paracaidistas, la mayoría se dedican a labores del campo, servicio en los hogares y algunos otros pepenan en los basureros. Es aquí dónde Dios nos trajo para comenzar una pequeña misión.

En un principio no fue tarea fácil, las personas se mostraban indiferentes a la Palabra de Dios, tuvimos el rechazo de muchos hogares y esto nos comenzó a desanimar. Sin embargo, había algo en nosotros que nos impulsaba a seguir adelante y no dejar se visitar esta comunidad.

Estuvimos orando y pidiéndole a Dios que nos ayudara a encontrar la forma de acercarnos a estas familias. Comenzamos por crear amistades con algunos habitantes de la comunidad, ellos nos comentaron que anteriormente ya había llegado un grupo de personas a predicarles la Palabra de Dios pero lamentablemente sólo los engañaron. Les pidieron dinero para comprar un terreno y establecer un centro comunitario en ese lugar,  pero solamente les quitaron su dinero y ya no volvieron a verlos y por esta razón no querían saber nada de Dios.

Esto nos hizo entender por qué las personas nos rechazaban y comenzamos a pedirle a Dios que nos ayudara a tener un nuevo acercamiento y demostrarles que nuestras intenciones eran totalmente distintas.

Por ese mismo tiempo, recibimos el material de evangelismo por parte de Cruzada Mexicana y dentro de este nos enviaron unos cursos de discipulado para niños llamado Ha Resucitado. Cuando vi este material, sentí que era Dios dándome respuesta a nuestras oraciones para comenzar a compartir el mensaje de salvación con las personas.

Comenzamos a trabajar con estos discipulados, invitando a los niños de la comunidad para que asistieran los sábados a una clase de estudio bíblico dónde les compartíamos la Palabra Dios. Les brindábamos alimentos y en ocasiones les llevábamos algunos regalos para que continuarán asistiendo.

Pudimos ver como Dios comenzó a tocar el corazón de los niños quienes cada sábado estaban puntuales para recibir sus clases y poco a poco se fueron acercando más niños. Al paso del tiempo, algunos empezaron a llevar a sus hermanos, primos y algunos vecinos.

Ahora estamos atendiendo aproximadamente 25 niños y algunos de ellos han comenzado a compartir lo que han aprendido en sus hogares. Es maravilloso ver como las madres de familia se comienzan a acercar al lugar que habilitamos para dar las clases y se quedan escuchando la Palabra de Dios. Sabemos que Él está tocando sus corazones y muy pronto los veremos rendidos a Sus pies.

Pastor Jesús Fernando Iturbide Borjas

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

× ¿Cómo puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: