Saltar al contenido

Una vida restaurada por Dios

Anexo de la Fe que Cambia, pastor Carlos Castillo
San Luis Potosí

“Por cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos mas pequeños, a mí lo hicisteis.” Mateo 25:40

Visitamos los anexos y centros de rehabilitación. Con el apoyo de Cruzada Mexicana, a cada interno les entregamos una Biblia para que a través de la lectura y meditación de la Palabra de Dios la vida de estos jóvenes sea transformada y lleguen a reconocer a Jesucristo como su Salvador.

«Recuerdo mi infancia como una etapa maravillosa, era muy feliz.  Creo que había idealizado mi mundo seguro durante los primeros años de mi vida. Tenía 14 años cuando mis padres estaban pasando por una etapa económica muy difícil que afectó a toda la familia. Tuvimos que dejar nuestra casa para iniciar una nueva vida en otra ciudad. Esto fue muy doloroso para mí, echaba de menos a mis amigos de la escuela; me costó mucho trabajo adaptarme al cambio y esa tristeza la guardé en mi corazón y se convirtió en enojo hacia mis padres.

En esta nueva etapa de mi vida, la soledad era mi refugio.  No quise hacer amigos, no quería volver a ser herido perdiéndolos. Estaba en constante protesta contra mis padres porque vi que me funcionaba el rebelarme.

Después de un tiempo empecé a andar con compañías que no eran buenas, amigos que fumaban y se iban de fiesta sin el permiso de sus padres. Mi pensamiento era este: “no puedo estar triste, mis nuevos amigos se divierten y nunca están tristes con el alcohol y las drogas.” Entonces comencé a imitarlos. Llegó un momento en que perdí el control de mi vida, me expulsaron de la escuela y abandoné mi hogar. Debajo de los puentes fue mi hogar por más de dos años.

Cometí muchos delitos, hasta que mis padres me encontraron y me trajeron a este lugar. Ahora que estoy estudiando la Biblia me he dado cuenta de que estaba extraviado.  En el mundo de las drogas creemos encontrar más libertad y amor pero la realidad es totalmente distinta, porque después que pasa el efecto de lo que has ingerido, viene la locura de querer quitarte la vida.  Muchas veces me corte las venas del brazo para acabar con mi vida.

Hoy puedo dar testimonio que en la Palabra de Dios he encontrado paz en mi corazón porque Cristo, en Su gran amor, ha perdonado mis pecados y me guía hacia una nueva vida.  Cuando vienen a mi mente los deseos de consumir alguna droga, oro a Dios para que me ayude y que me llene de Su amor para no pecar jamás contra Él.

La ayuda de los hermanos que vienen a darnos el estudio de la Palabra de Dios es de mucha fortaleza para mí y para todos los que estamos en este lugar. Sé que algún día voy a salir de aquí para hacer lo que han hecho conmigo. Compartiré la Palabra de Dios con aquellos que están debajo de los puentes en las condiciones en que yo me encontraba.

Rony

Así como este joven, que tuvo el valor de dar su testimonio de cómo el Señor transformó su vida, en cada joven que se encuentra en este lugar y que ha aceptado a Jesucristo como su Salvador, hay una historia que contar del poder de Dios restaurando vidas.

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

A %d blogueros les gusta esto: