Saltar al contenido

Orando por los familiares en la sala de espera

Iglesia Cielos Abiertos, pastor Roger Medina
Chetumal, Quintana Roo

Por todo lo que está aconteciendo en el mundo y en la ciudad de Chetumal hay muchas necesidades. Algunos de los lugares donde hay más problemas son los centros de salud y hospitales. Con el incremento de pacientes, no sólo por el COVID-19, sino también por otras enfermedades diferentes, siempre están llenos.

Hay familiares de los pacientes que llevan semanas en la sala de espera o en el estacionamiento del hospital, esperando la mejoría de su enfermo. Hay personas que no tienen los recursos económicos para su propia alimentación o para comprar algún medicamento que su paciente necesita.

«¡Cuántas personas encontramos con una profunda tristeza y desesperación por la información que reciben del personal médico sobre su enfermo! La señora Cecilia nos comentó que le habían dicho que se preparara porque a su hermano le quedaban pocos días de vida. Derramó lágrimas, y oramos pidiendo por la salud de su hermano. Le dijimos que confiara en Dios porque para Él no hay nada imposible. Oramos por ella y entregó su vida a Cristo. Dios bendiga a Cruzada Mexicana por su apoyo en esta noble labor de continuar anunciando las buenas nuevas de salvación, mediante los folletos.»

Carmen Poot

En el equipo de evangelismo nos organizamos para llevar alimento a estos familiares junto con la Palabra de Dios.

Tomamos como base el pasaje en 2da Corintios 9:7-9 «Cada uno de como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; como está escrito: repartió, dio a los pobres; Su justicia permanece para siempre». Y así, Dios tocó el corazón de varios hermanos y logramos llevar alimento a los necesitados y les compartimos la Palabra de Dios con los folletos de Cruzada Mexicana. Oramos por las personas que estaban allí y la mayoría aceptó a Cristo como su Salvador personal.

2 comentarios sobre “Orando por los familiares en la sala de espera Deja un comentario

  1. Dar de comer y beber a alguien que está en necesidad, es una recomendación de la Biblia en Mateo 25:35 (NVI): ‘Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui extranjero, y me recibieron». Los hermanos de la Iglesia Cielos Abiertos han tomado ésta de manera literal. El Señor Jesucristo nos enseñó a, no sólo compartir Su mensaje, pero también dar de comer y beber a quien tiene necesidad. Muchos cristianos practican este ministerio y se organizan para dar pan y café o té a cientos de personas que sufren por sus familiares enfermos. Únete a este movimiento de amor y compasión.

  2. Hoy en éstos tiempos es de gran importancia de verdad tomar con gran responsabilidad de compartir el Evangelio que es la gran comisión qué Jesucristo nos encomendó, ya que se está muriendo personas y nuestro deber es de compartirles el evangelio

A %d blogueros les gusta esto: