Saltar al contenido
Evangelismo

Quiero bautizarme para que todos sepan que soy hija de Dios

Mariana ha tomó la decisión de dejar al mundo y sus deseos, para consagrar su vida a Dios.

Ahora en mi familia hay dicha y felicidad

Me gusta ver a mi familia reunida estudiando juntos la Palabra de Dios y los discipulados donde antes sólo habían borracheras y pleitos.

Un lugar al cual pertenecer

Invitamos a estas mujeres a ser parte de nuestra red de oración.

Gracias Dios por usarme para que mi familia te conozca

Abrió su hogar para dar el estudio bíblico.

Es un honor compartir la Palabra de Dios

Muchos de ellos al leer el mensaje impreso en los folletos derramaban sus lágrimas a Dios; otros más iban en busca de nosotros y pedían que orásemos por ellos.

Es Dios quien abre las puertas de los hogares

Las iglesias cerraron temporalmente por la pandemia pero Dios abre las puertas para estudiar Su Palabra.

¡Necesitábamos saber que Dios nos ama!

Sentí en mi corazón acercarme a ese hogar y compartirles la Palabra de Dios.

Dios provee para que ayudemos al necesitado

Damos gracias a Dios por Su infinita misericordia y provisión para dar alimento para los niños abandonados, y familias enteras que la están pasando mal.

Colonia por colonia; casa por casa, predicamos la Palabra de Dios

Evangelizamos todos los días, compartiendo un folleto y la Palabra de Dios.

Un desafío a la oración

Es tiempo de dedicar tiempo a la oración con mucha constancia como lo hacia Jesús cuando estuvo en este mundo.

Le predicamos al que pasa caminando, a los amigos y familiares

Dios nos ha permitido llevar Su Palabra a corazones necesitados de Su amor; nos ha permitido compartir Su bondad y misericordia para estas personas.

Boletín de oración mayo 2021

Click en la imagen para leer

¡Cristo me ha libertado!

Estando en la reunión, me hablaron del amor de Cristo y como vino para sanar a los quebrantados de corazón y liberar a los oprimidos.

La Palabra de Dios se estudia en las montañas

Hay hogares que abren sus puertas para que no dejemos de hablar la Palabra de Dios y así sean fortalecidos en Cristo

¡Recuperemos nuestra ciudad en oración!

Como iglesia, tomamos muy enserio el recuperar la ciudad en oración; si no operamos en la dimensión espiritual a través de la oración, no cambiará nada.

Quiero recibir a Cristo en mi corazón

Encontramos a Roberto y nos acercamos para presentarle a Cristo como el Salvador del nuestras almas.

A %d blogueros les gusta esto: