Saltar al contenido

Hospital Rural, Pueblo Nuevo, Chiapas

Este hospital carece de medicamento y la mayoría de sus habitantes viven en pobreza extrema.

Para llegar a este hospital, tenemos que viajar hasta dos horas por carretera y no teníamos los recursos económicos para la alimentación de todos los que querían asistir. Reunimos nuestros ahorros y pudimos realizar el viaje.

Debido a las constantes lluvias, las carreteras están en muy mal estado, hay baches, derrumbes, tuvimos problemas mecánicos, se rompió el radiador y nos vimos en la necesidad de pedir a crédito para la adquisición de uno nuevo además de los gastos de reparación, más de $6000.00 MXN para la corderita (así llamamos a nuestra camioneta, una mitsubishi 2006). Rogamos a Dios nos de los medios para tener una casa rodante para la obra misionera y así poder llevar este apoyo a las diferentes comunidades.

«Durante los años que llevo trabajando en este lugar nunca había visto que una asociación o iglesia ayudara a una institución médica.»

«En verdad que es una gran ayuda y apoyo a nuestro servicio, poder trabajar con las herramientas necesarias y la confianza que Dios está con nosotros en estas actividades, más en este tiempo de pandemia e inseguridad.»

Es la segunda vez que visitamos este hospital, el personal y los directivos ya estaban esperándonos. Nos compartieron como se han sentido bendecidos por el apoyo que se les ha dado a través de Cruzada Mexicana. El director del hospital no se encontraba pues estaba realizando una visita domiciliar a un enfermo con COVID-19.

«En la primera visita, creí que el apoyo recibido era proveniente del gobierno federal de México. Para sorpresa mía esta ayuda procede de Cruzada Mexicana, sin ningún vínculo con el gobierno.»

«Aunque no soy religioso ni pertenezco a ninguna iglesia cristiana, con estas acciones veo el amor de Dios por la humanidad. Y aunque no he pedido a Dios por las necesidades de mi trabajo y las del hospital, Dios sabe todas las cosas que nos hacen falta. El vio mi aflicción.»

«He tenido problemas con los pacientes infectados del coronavirus, los familiares de los pacientes no nos permiten trasladarlos al hospital especializado que se encuentra en Tuxtla Gutiérrez por la falsa información que existe, que si los internan sólo entran para morir.»

«He pedido al pastor Javier López Vázquez que ore por mi y por mi actividad en los hogares.»

«De lo recibido, llevaré a los pacientes que visite un paquete de material sanitizante, buscaré ser su amigo y convencerlos para tomar un mejor tratamiento, porque con esa ignorancia se están dejando morir.»

Gracias a Dios también logramos entregar biblias, materiales higiénicos a los médicos y enfermeros. Muchas familias afectadas por el COVID-19 han sido bendecidas. Muchas almas han aceptado a Jesucristo en su corazón como su Señor. Gracias a Dios se han formado nuevos grupos de estudio bíblico.

«Sólo Dios se nos ha acercado a nosotros no importando que seamos malos y pecadores, Cristo murió por nosotros y dio su vida por amor a nosotros, para acercarnos al Padre.»

«Reconozco a Jesucristo como mi Salvador. Agradezco que biblia que me han enviado de Cruzada Mexicana, nunca había tenido una, la leeré y buscaré más de Dios.»

«Agradezco a Cruzada Mexicana por su valioso apoyo y solidaridad para con nosotros en estos días terribles de la pandemia, porque muchas familias de esta región de Chiapas no tienen ni para comer. Se que Dios es real y ahora que he recibido también la Biblia, les aseguro que la leeré y la llevaré conmigo siempre.»

2 comentarios sobre “Hospital Rural, Pueblo Nuevo, Chiapas Deja un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: