Saltar al contenido

Casa del Anciano

Coatepec, Veracruz

Hay mucho anciano desamparado primero por sus familiares, segundo por la estancias gubernamentales. Hay muchos ancianos que viven en la calle expuestos a los peligros, son más vulnerables hoy por la pandemia ocasionada por el COVID-19.

Iglesia Maranatha, Pastor Omar Alba

Como iglesia estamos orando para que pronto tengamos acceso a las ancianitos para llevarles obras de teatro, alimentos y estudios bíblicos. Buscamos que conozcan a Jesús como su Salvador y que lo reciban en su corazón para así depositar su vida y confianza en nuestro padre celestial.

Damos gracias a Dios por la alegría con la que nos reciben y como agradecen por la ayuda que les llevamos. Tuvimos la oportunidad de ver a unos ancianitos y pudimos compartirles Palabra de aliento. Tenemos mucha paz en nuestros corazones por ver que están contentos y seguros, con las atenciones que están recibiendo.

Vivimos tiempos muy difíciles, salir a la calle y llevar a cabo muchas actividades es un reto. Oramos a Dios que nos permita ser instrumentos para cumplir su Obra llevar ayuda al prójimo, que seamos cubiertos con su sangre para no tener miedo de lo que está pasando y confiar en su protección.

Damos Gracias a Dios por Cruzada Mexicana, por el apoyo para llevar a cabo este proyecto. Nosotros somos los pies y las manos que nos ha tocado llevar esta ayuda.

¡Gracias Dios por permitirnos ser tu instrumentos!

«Doy Gracias a Dios por poner en el corazón de personas como ustedes, Ministerio Cruzada Mexicana y todos sus integrantes, por el ayudarnos para poder brindar un trato digno a los ancianitos abandonados por sus familias. La mayoría de ancianos que están aquí no tienen familia, los hemos traído porque los encontramos en las calles vagando y muchas veces sin comer; llegan en muy malas condiciones y a veces enfermos. Pero Dios es bueno y nos provee para poder seguir ayudando y ahora que los hermanos de la Iglesia Maranatha vienen, deseamos que terminen pronto estas restricciones para poder tener tiempo de escuchar junto con los ancianitos palabras de esperanza y conocer verdaderamente la palabra de Dios.»

«La casa del anciano se sostiene de donaciones y hoy en día estas se han visto disminuidas de manera significativa y entendemos que es por la situación que vivimos de la pandemia. Gracias a Dios no hemos tenido ningún caso de ese virus.»

«Gracias Cruzada Mexicana por la ayuda para los ancianitos y los artículos de limpieza para las instalaciones, que Dios les duplique todo lo que poseen y llene sus vidas del amor de Dios.»

María de los Ángeles Martínez

«Así como la situación por la pandemia se ha encrudecido, las medidas impuestas por las autoridades también se han hecho mas severas, ahora hasta limitando el número de personas viajando en vehículos, pero Gracias a Dios nada de eso nos detiene para llevar la ayuda a los ancianitos. En parte es un sentimiento agridulce por todas estas restricciones de no poder asistir más hermanos pero por otra parte es agradable ver que los ancianos están bien gracias a la información de los encargados pues no han tenido ningún caso en las instalaciones. Ellos se mostraron muy agradecidos por la ayuda llevada.»

Pastor Omar Alba

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: