Saltar al contenido

Clama a Dios con todo tu corazón

Iglesia Fuente de Agua Vida, Arteaga, Michoacán
Pastor José Pérez Jaime

Arteaga es un municipio localizado en el estado de Michoacán, en los límites con el estado de Guerrero. Muchas personas de los pueblos cercanos llegan en busca de un mejor estilo de vida. Debido a su localización, en la región Sierra-Costa hay un bosque tropical que se ha convertido en un escondite del crimen organizado. Las personas que no consiguen trabajo, ven la delincuencia como una alternativa para sus necesidades, poniendo sus vidas y las de sus familias en peligro.

Como iglesia hemos visto este problema y nos ha afligido por lo que tomamos la decisión de compartir el Plan de Salvación en este lugar. Pero no ha sido una tarea fácil, el desánimo invadió la vida de los miembros de nuestra iglesia porque cuando anteriormente habíamos intentado crear una misión en este lugar tuvimos mucho rechazo, indiferencia e incluso amenazas.

Aprovechando el tiempo de la cuarentena nos sometimos a Dios en oración, poniendo siempre en Sus manos la comunidad de Arteaga y pidiéndole que tocara el corazón de las personas para que pudieran conocer de Su amor.

Alabo a Dios porque hubo un pequeño grupo de hermanos que nunca desistió de compartir la Palabra y gracias a esa insistencia se lograron ganar seis almas para Cristo con quienes hemos establecido 3 grupos de estudio utilizando las herramientas de discipulado de Cruzada Mexicana.

Ángela Toledo y David Jiménez son un matrimonio muy joven que conocimos por la gracia de Dios y a quienes compartimos Su Palabra. Durante dos meses a principios de año los visitamos constantemente. No se negaban a escuchar la Palabra pero no tomaban una decisión de aceptar a Cristo como su Salvador.

Debido a la cuarentena dejamos de asistir a la comunidad pero logramos mantener el contacto con las personas que visitábamos. Una tarde recibí una llamada del joven Daniel dónde me pedía orar por su esposa que estaba muy delicada de salud y los hospitales no la recibían argumentando que podría contagiarse del COVID-19. En su desesperación, me dijo que recordó las palabras que siempre les decíamos durante nuestras visitas: «Clama a Dios con todo tu corazón y Él te ayudará.»

Gracias a Dios, hoy Ángela se encuentra bien de salud, ambos entendieron el llamado de Dios y han aceptado a Jesús como su Salvador. Ahora están tomando el discipulado El Camino de la Felicidad.

Así mismo está el hermano Jaime que nos cuenta su testimonio:

«A raíz de un accidente, quedé en silla de ruedas. Esto hizo que mi vida se transformara en un mar de rencor, malos sentimientos, amargura y tristeza. Doy gracias a Dios por los hermanos de la iglesia Fuente de Agua Viva, por ellos conocí a Dios y Su gran amor por la humanidad.»

«Regresó a mi vida la alegría y ahora con el discipulado El Camino de la Felicidad he comprendido como llegará esa felicidad eterna.»

«Agradezco a Cruzada Mexicana por este material que es de mucha edificación para la vida del nuevo creyente. Deseo que mucha más gente pueda ser alcanzada.»

Jaime Córdoba

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: