Saltar al contenido

Oramos y estudiamos la Biblia en la calle

Iglesia Tabernáculo de Reunión, pastor José Manuel Cariaga Verástegui
Monterrey, Nuevo León

Los barrios que visitamos tienen la problemática del pandillerismo, matrimonios disfuncionales además de las consecuencias de la pandemia. Dios ha puesto en nuestros corazones entrar a esos lugares que son peligrosos para diseminar Su Palabra, confiando en Su protección.

«Doy gracias a Dios por la bendición que nos da de poder compartir Su Palabra a estas familias que en otro tiempo creían que estaban solas y que sus hijos no saldrían de las pandillas. Poco a poco, ven que la misericordia de Dios les está llenando sus hogares con la paz que sobrepasa todo entendimiento y ahora pueden agradecer por todo lo que nuestro Padre les da.»

«Oramos para que más familias vengan al conocimiento de la Palabra de Dios que cambia, sana y restaura las vidas.»

Carmen Bocanegra

Vamos gozosos sabiendo que Él va por delante, abriendo camino, dándonos gracia y tocando los corazones de las personas a quienes compartimos las buenas nuevas del evangelio. Hemos tenido una tremenda respuesta, cada vez se suman más familias para orar. Disfrutamos el privilegio de ser instrumentos en Sus manos, para hablar de Su amor y poder, teniendo como resultado puertas abiertas para dar estudios bíblicos aún en las banquetas.

También hemos visto como se involucran los niños, gozosos de recibir a Jesús en sus corazones.

«!Qué bonito es ver que la gente puede adorar a Dios en la calle! Lo hacen sin importar lo que otros puedan decir.»

«Después de orar vamos casa por casa, compartimos el alimento espiritual a los perdidos.»

Víctor de la Cruz

Un comentario sobre "Oramos y estudiamos la Biblia en la calle" Deja un comentario

  1. Un testimonio de fe y valor de parte de estos hermosos cristianos. Oremos porque Dios los proteja del contagio, ya que vemos que no usan el cubre-bocas que es indispensable para reunirse con muchas personas. Confiamos en el poder de Dios para evitar que nuestros hermanos y las personas que se acercan a escuchar el Evangelio, caigan por causa del virus.

A %d blogueros les gusta esto: