Saltar al contenido

Nada nos detiene de predicar

Iglesia Getsemaní, pastor Alan Alberto Chong Ojeda
Monterrey, Nuevo León

La colonia donde llevamos a cabo el evangelismo tiene mucha problemática con el pandillerismo. Se ven niños vagando por las calles pues los padres se van a trabajar en las maquiladoras la mayor parte del día.

Siempre, antes de salir, oramos a Dios para que sea Él quien, por medio de su Espíritu Santo, abra el entendimiento y toque el corazón de cada persona a la que le compartimos las buenas noticias del evangelio. Sabemos que sólo somos instrumentos de Dios, pero es Su Espíritu quien da el crecimiento y Su Palabra nunca regresa vacía. Confiamos en Su poder y sabemos que pronto veremos muchas familias viniendo a los pies de Cristo, recibiéndole en sus corazones. Nada nos puede detener de llevar la Palabra de Dios, ni siquiera esta pandemia. El Señor nos guarda y nos da la victoria.

«Doy gracias a Dios que aún en medio de esta pandemia podemos salir a trabajar en el evangelismo. Procuramos cumplir con las medidas sanitarias. Podemos hacer el trabajo de la obra. Hay mucha gente que ha perdido la fe y vive en frustración. Nosotros sabemos que nuestro Señor Jesucristo nos da consuelo, esperanza, nueva vida y dirección.»

Fernando Rodríguez
La Palabra de Dios es para todos

Rodolfo Silva Ver todo

Diseñador Gráfico

Un comentario sobre "Nada nos detiene de predicar" Deja un comentario

  1. No hay nada más edificante que ver niños y niñas interesados en la lectura del mensaje de Jesucristo, escrito especialmente para ellos en el material de Cruzada Mexicana. Hermanos, ¡
    adelante en la evangelización de nuestra niñez y juventud!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: