Saltar al contenido

Llevo el mensaje de salvación a las almas perdidas

Iglesia Sinai, pastor Emilio López Bautista
Tampico, Tamaulipas

Antes de conocer del amor de Dios, trabajar lo más que se pudiera y los fines de semana estar de fiesta con los amigos, ingiriendo alcohol era lo correcto, según yo. Iniciaba la semana sin dinero, con malestares y problemas en casa, quejándome todo el tiempo porque el dinero no me alcanzaba.

Había conocido personas que no tenían vicios y que vivían en paz, pero siempre les criticaba. Los tachaba de aburridos. Muchas de esas personas fueron insistentes, dándome consejos y explicándome cuánto Dios me amaba, pero mi corazón estaba muy duro. De alguna manera sabía que tenían razón pues su vida era el testimonio de lo que el Señor hacía con ellos, pero la amargura de mi corazón no permitía que yo entendiera.

Gracias a Dios, Él ya había empezado su obra en mí. Era cuestión de tiempo, pues la situación cada vez se tornaba más difícil y por más que trabajaba, el vicio se empezaba a apoderar de mis acciones. Fue entonces que Jesucristo me quitó la venda de los ojos y fue así que pude ver el daño que me estaba causado y a mi familia. Entendí que por más que se trabaje si Dios no está con nosotros nada nos saldrá bien y todo se ira como agua.

Encontes empecé a escuchar la Palabra de Dios con atención , meditar en ella y a evaluar mis acciones hasta entender que en mis fuerzas no podría salir de todo ese vicio. Me arrepentí de mis pecados y el Espíritu Santo me guió y dio las fuerzas para pedir perdón al Padre, a mi familia y a reconocer a Cristo como mi Salvador.

Mi vida fue cambiando paulatinamente. Hoy continúo estudiando la Biblia, sirviendo en la iglesia y dedicándole tiempo a la obra de Dios. Ahora Él tiene el control de mi vida. He aprendido a ser administrado en todo, ahora llevo el mensaje de salvación a todos los perdidos con la convicción que en el tiempo de Dios esa semilla plantada en cada corazón dará fruto.

Los tiempos cada día son más difíciles, los problemas con los vicios, los matrimonios separados y la mala economía son tremendos cuando no se tiene a Cristo. Pero Él ha dejado escrito que vayamos a hacer discípulos, eso hago y oro para que se levanten cada día más voluntarios agradecidos con Dios.

Javier Gutiérrez

Cruzada Mexicana Ver todo

Imprimimos literatura Cristiana como folletos, estudios bíblicos y otros más.

¡No busque más! Para obtener mensajes impresos, cuenta con Cruzada Mexicana. Aproveche nuestra amplia gama de títulos enfocados a circunstancias especiales de nuestra gente.

Un comentario sobre "Llevo el mensaje de salvación a las almas perdidas" Deja un comentario

  1. Rendimos nuestras más sinceras oraciones al Todopoderoso Dios para que Javier Gutiérrez en Tampico, Tamaulipas, sea sostenido por el Espíritu Santo y permanezca fiel al llamado que Dios le ha hecho para formar parte de Su familia y ser Su hijo. Oramos porque sus finanzas sean bendecidas y su familia protegida por el Espíritu Santo.

A %d blogueros les gusta esto: