Saltar al contenido

El antojo de un café y un pan los hace regresar y recibir el folleto y el mensaje

Alianza de pastores, Rafael Carlos Katestain
Tijuana, Baja California

La gente pasa muy de prisa rumbo a sus actividades, inmersos en sus objetivos de diversión o peligro al cruzar. Sin embargo, ¡Seguimos en la brecha, continuamos ganando almas para Cristo! Dios nos ha dado todo un estado para que evangelicemos y ganemos almas para Él.

«Doy gracias a Dios por la hermosa literatura que nos ha enviado por medio de Cruzada Mexicana, ofrecen una variedad de temas dirigidos a diferentes circunstancias en que está cada persona.»

«Hay muchísima gente con la que no podemos platicar, pero depositamos un folleto en sus manos y sabemos que al leerlo, Dios abrirá su entendimiento para conocer lo que Él tiene para ellos. Sin esta herramienta preciosa no podríamos llegar a más personas.»

Beatriz Rojas

El equipo tiene un gran entusiasmo, pasión y entrega, desde que preparamos las tortas, los burritos o compramos el pan y preparamos el café caliente para compartirlo con quienes transitan cerca de nosotros e invitarles un pequeño desayuno y regalarles un folleto. Cuando lo permiten, los invitamos a platicar dos minutos acerca del mejor regalo de Navidad: ¡Cristo!

«Algunas ocasiones me he sentido insuficiente, no importante, en las manos de Dios; me considero el cristiano del que no se puede esperar mucho. Pero todo es distinto cuando pongo en las manos de la gente un vaso de atole y un pan y les guardo en la bolsa de la chamarra un folleto que habla del amor de Dios para nosotros. Para mi, eso significa mucho, es cuando me siento instrumento en las manos del Creador para predicar las Buenas Nuevas.»

Jaime Serrato

Dios ha usado cada semana a este equipo de evangelismo, no entendemos como, pero siempre nos ha provisto para la compra de alimentos y gastos de traslado de nuestro templo Armagedón hasta el Parque Industrial Ferrocarril donde cada día transitan miles de personas. Dios es fiel y nos ha ayudado mucho. Seguimos adelante en nuestra labor evangelizadora.

3 comentarios sobre “El antojo de un café y un pan los hace regresar y recibir el folleto y el mensaje Deja un comentario

  1. Que gran labor de poder Compartir un poco de pan y Café pero la mejor Bendición es compartirles el alimento espiritual atravez de un Folleto o la Biblia

  2. Este testimonio nos demuestra que para testificar del amor de Cristo, no necesitamos ser un predicador o evangelista profesional. Lo único que Dios quiere de nosotros es que mostremos a los que estén cerca de nosotros, lo que Él significa en nuestra vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: