Saltar al contenido

Centro de Rehabilitación Una Luz en el Camino, Zumpango

Zumpango, Estado de México

Esta es una de las ciudades más afectadas por el virus, situada al oriente de la zona metropolitana de la Ciudad de México. El interés primordial para realizar este proyecto en esta localidad fue ayudar al Centro de Rehabilitación Luz en el Camino que al igual que otras instituciones dedicadas a atender a la sociedad con problemas de salud, están tomando las precauciones necesarias para evitar los contagios por el COVID-19.

Existe miedo por los recientes ataques de grupos armados a esta clase de instituciones como ha sucedido en otras partes del país donde llegaron para asesinar a decenas de internos por rivalidad con ellos o como una estrategia para intimidar a las personas que buscan estos lugares para así mantener su mercado de drogadicción.

«Acudí al centro de rehabilitación Una Luz en el Camino porque mi esposa estaba desesperada y me pidió viniera aquí porque no he cambiado a pesar de que le había prometido una y otra vez que lo haría, que sería otro hombre, muy distinto y que también sería un buen padre para mis dos hijos. Pero en realidad seguía peor cada vez. Accedí a su petición con el alma en la mano, pidiendo a Dios me ayudara.»

«En Una Luz en el Camino, he encontrado el mensaje de amor, perdón y transformación que Cristo da. He entregado mi vida al Señor y he prometido leer la Biblia para saber más de Él.»

Antonio Gutiérrez Alvarez

Adquirimos los insumos de limpieza personal y preparamos los paquetes para regalar a los internos junto a folletos como Jesús Maravilloso Salvador y Carta de Amor Paternal. Entregamos los paquetes en dos partes para cuidar a los internos y al equipo de voluntarios. Pudimos cantar con los internos cantos de alabanza a nuestro Dios y les pudimos compartir los folletos evangelísticos.

«Soy originario del estado de Veracruz. Desde muy pequeño huí de mi casa en busca de aventuras, pero sobre todo para tener libertad de vivir mi vida sin que mis padres tuvieran que regañarme o golpearme por lo mal que vivía.»

«He sido errante en Puebla, Tlaxcala, y Ciudad de México, rodeado de malas compañías, mismas que me enseñaron a cometer cosas ilícitas. En cierta ocasión llegué al templo Cristo para los no cristianos donde escuché que Cristo podía hacerme feliz sin necesidad de las drogas y que así mismo podía Él usar mi vida para algo bueno en mi familia y la sociedad. Esa noche entregué mi vida a Él, pero descubrí que era débil ante la tentación. Así que decidí ingresar a Una Luz en el Camino por recomendación del pastor Ernesto.»

«Aquí estoy en el proceso de cambio y restauración. Quiero que Dios use mi vida. Gracias a Dios por la Biblia que me han regalado.»

Saúl Pérez

3 comentarios sobre “Centro de Rehabilitación Una Luz en el Camino, Zumpango Deja un comentario

  1. Dios siempre ha buscado al hombre para salvarlo, perdonarlo y transformarlo y el ministerio de Cruzada Mexicana junto con la iglesia son las herramientas para alcanzar ese propósito; todo para la gloria de Su Nombre.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: