Saltar al contenido

Navidad en Cristo

Iglesia Cristiana Unión de Dios, pastor Guillermo B. Zamarrón Flores
Ciudad Acuña, Coahuila

Estamos establecidos en la periferia de Ciudad Acuña, en las colonias Francisco Saracho 1 y 2 donde hay mucha pobreza extrema. Casi ninguno de sus pobladores tiene acceso al servicio médico. Hay muchas casas que aún no cuentan con drenaje, y este tiempo de pandemia ha hecho aún más difícil el diario vivir de muchas familias que viven con una fe debilitada y que no tienen la confianza de llegar a ver un mejor panorama en el futuro.

Como hijos de Dios, hablamos palabra de esperanza confiando siempre en Dios, entregándole nuestras aflicciones porque Él ha prometido darnos descanso y estar con nosotros en toda situación. Sólo tenemos que buscarle en oración y confiar en sus promesas, obedeciendo las instrucciones que nos da por medio de Su Palabra.

«Bendigo a Cruzada Mexicana por su labor de ser de bendición al pueblo de Dios y porque aún con las carencias que hay en el país, pudieron ayudarnos para ayudar a más personas y ser instrumentos para traer almas para Cristo.»

«Nos duele el corazón, pues mucha gente muere a diario sin conocer a Cristo. Seguiremos compartiendo el mensaje poderoso de salvación, Dios nos da muchas formas de hacerlo, no podemos parar de llevar las buenas nuevas del evangelio.»

Verónica Gómez

Planeábamos llevar a cabo este proyecto con muchos niños, pero el rebote de contagios nos cambió todo, el gobierno ordenó el cierre de las iglesias. Sin embargo, Dios nos dio sabiduría para continuar con el proyecto. Los niños que por precaución de no enfermarse, no pudieron asistir, los visitamos y les dimos un presente con el apoyo de Cruzada Mexicana. También les dimos un poco de alimento, pues la estaban pasando muy mal.

.

Pudimos bendecir a varias familias compartiéndoles el mensaje de salvación, dándoles una palabra de esperanza y confianza en Dios y orando por cada situación. Sesenta niños y seis adultos recibieron a Cristo en su corazón. Esto es sólo el principio pues seguiremos compartiendo las enseñanzas del evangelio con ayuda del material de Cruzada Mexicana como los audio-evangelizadores que contienen los discipulados y nos dan la oportunidad de llevar a cabo este trabajo sin exponernos.

«Damos gracias a Dios por Su maravilloso amor. Hasta hoy, nos ha guardado de enfermedad y nos ayudó a bendecir a varias familias con alimento, juguetes, dulces y los audio-evangelizadores para que puedan conocer más de la Palabra de Dios.»

«Hubiéramos querido hacer más, pero no es posible por las restricciones de salud. Damos gracias a Dios por Cruzada Mexicana, y por su gran apoyo, ya que de otra manera no hubiésemos podido hacer esto. El Señor puso en sus corazones bendecir a este pueblo y Él les recompensará, estamos seguros. Nada de lo que se hace para la obra de Dios se queda sin recompensa.

Griselda Fuentes

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: