Saltar al contenido

Haciendo uso de la tecnología

MIAVAC, pastor Arturo Cruz Martínez
Acapulco, Guerrero

Gracias a Dios pudimos dar inicio de manera formal a nuestro proyecto el pasado mes de octubre entrenando 18 líderes para grupos de familias y grupos de tratamiento de adicciones. Les proporcionamos las herramientas y materiales necesarios para trabajar.

Hasta el momento hemos establecido 13 grupos familiares en diversas colonias de la ciudad que se reúnen semanalmente a estudiar los cursos. Estamos utilizando el manual El Camino de la Felicidad en conjunto con los equipos MP3 los cuales han sido una excelente herramienta de trabajo.

También establecimos un grupo de estudio en un centro de tratamiento y prevención de adiciones que se llama «Renovación Espiritual» donde hemos conocido historias muy desgarradoras de personas que por medio de la Palabra de Dios han encontrado consuelo, paz y sanidad espiritual. Tal es el caso de la señora Juana Toledo quien se internó en este lugar debido a que era adicta a la droga llamada piedra; estuvo a punto de suicidarse cuando su hermana falleció por el COVID-19 y 3 días después su padre. No tenía paz en su corazón y por ello decidió internarse dejando a sus hijos en casa de su madre. La última vez que la vimos nos pidió comunicarnos con su familia y comentarles que estaba bien, que ahora ha conocido a Cristo y su vida ha cambiado por completo y que desea que al salir también ellos puedan conocer a Dios y aceptarlo en su corazón.

«Soy docente de profesión y a través de los folletos que Cruzada Mexicana nos proporcionó pude compartirles el mensaje de salvación a 3 compañeras profesoras quienes entregaron su vida a Cristo. Deseaba que pudieran tomar el curso El Camino de la Felicidad pero no quería que corrieran riesgos de un posible contagio por lo que utilizamos la tecnología y a través de internet y del teléfono platicamos, coloco el equipo MP3 cerca del teléfono para que ellas puedan escuchar cada lección y posteriormente retroalimentarnos con los manuales que les hice llegar.»

«Es maravilloso ver como Dios nos enseña que no existe límite alguno que pueda detener Su obra.»

«Agradezco a Dios y a Cruzada Mexicana por el apoyo otorgado con los materiales y herramientas de discipulado los cuales tienen un contenido excelente y nos ayudan a crecer espiritualmente.»

Jazmín Parra

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: