Saltar al contenido

Meta

El Ministerio de Cruzada Mexicana, no termina sino hasta que:

  • Las personas que hayan recibido el mensaje del Evangelio (en cualquiera de sus modalidades) acepten recibir a Cristo como su Salvador personal.
  • Asistan a los Grupos de Discipulado que iniciarán las Iglesias locales, para estudiar los tres cursos de discipulado que ofrece gratuitamente Cruzada Mexicana.
  • Se incorporen a una Iglesia local como asistentes regulares.
  • Cumplan con el sacramento del Bautismo.
  • Se conviertan en nuevos distribuidores de literatura, testificando de su experiencia con Jesús. Continuando así, el ciclo que se siguió con ellos para que no se rompa una cadena de testimonio en sus comunidades.
  • Que la Iglesia local sea beneficiada con el Ministerio de Cruzada Mexicana, que anime a otras iglesias para que también sean bendecidas con estos resultados.
A %d blogueros les gusta esto: