Saltar al contenido

DIOS REINA

Jehová reina; regocíjese la Tierra, alégrense las muchas costas. Salmo 97:1

En el camino misionero constantemente somos objeto de muchas pruebas y obstáculos que pretenden sacarnos del trabajó, aquí es cuando se presenta la necesidad de ser alentados, los incentivos materiales poco nos ayudarán a mantenernos de pie en una labor de dimensiones espirituales como es la proclamación del Evangelio, pero cuando por fe nos entregamos a confiar en la Palabra de Dios; ahí si es cuando obtenemos poder para traspasar las mayores dificultades.

“JEHOVÁ REINA” es una de las declaraciones más motivantes que yo encuentro para mantenerse de pie en el ministerio. Si yo soy un hijo de Dios el hecho de que Él reine me garantiza innumerables privilegios, como son su ayuda y su bendición. Aunque el mundo pueda ser hostil a mi ministerio , por encima de la injusticia y la calamidad con la que este mundo se opone a la Verdad, mi garantía está en que no sólo la protección, sino también la justicia del más grande esta de mi lado, porque Dios gobierna (San Juan 16:33). Y en consecuencia esto debería provocar en mi gozo y alegría, porque el poder de la máxima autoridad conspira a mi favor para cumplir los propósitos eternos del Señor.

Así que cuando el rechazo del mundo hacia la predicación parece hostil; debo recordarme firmemente quién es Él, debo asumir que Jehová reina, y que aunque los seres humanos pretendan resistirle, el todo poderoso tiene todo bajo su control, para hacer que su voluntad sea ejecutada en cada alma sin excepción (Ezequiel 18:4).

Creo sin equivocarme que el área de oportunidad de muchos de nosotros, radica en aprender verdaderamente a confiar en la Palabra de Dios a un nivel práctico. Racionalmente en base a nuestro conocimiento de Dios parece que aceptamos quien es Él, pero en la aplicación diaria es cuando nos derrumbamos. Cuando nos desanimamos en verdad hemos perdido de vista quien es Él. Hemos olvidado que el Dios grande reina para ahogarnos en un vaso de agua motivo de nuestra incredulidad.

Que en todas nuestras circunstancias podamos asumir con certeza que Dios está en control de cada detalle en nuestra vida, y que Él guía nuestros pasos hacia su voluntad (Mateo 10:30). Caminando de esta manera obtendremos seguridad y valor para siempre hacer el trabajo que el Señor nos encomendó.

Así que pidamos al Señor la gracia de mirar siempre quien es Él, y no permitirnos abrumar por las circunstancias adversas que siempre se habrán de presentar.

El Rey es digno de nuestra adoración, y nuestra confianza en Él declara nuestra admiración hacia quien en verdad siempre nos podrá sostener.

Así que sigamos adelante con la predicación, sin reservas , siempre consientes de que Jehová reina, y que contamos con su incondicional favor.

Rodolfo Silva Ver todo

Diseñador Gráfico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: