Saltar al contenido

DISCIPULANDO CON GRUPOS DE ESTUDIO BIBLICO

Un método efectivo y dinámico para compartir el evangelio  y discipular a nuevos creyentes se  puede llevar a cabo por medio de realizar reuniones en los hogares, además de dar resultados y de ser practico arroja muchos beneficios al permitir primeramente el desarrollo de nuevos líderes de la iglesia,  fomentar la hermandad fuera del templo trasladando la convivencia  a un ambiente más relajado como es la informalidad del hogar, y sobre todo  que nos permite llegar a familiares y amigos inconversos que por prejuicios u otros motivos  nunca accederían a pararse en un templo, el resultado final es que de esta manera podemos compartir el evangelio con cualquier personas desde el contexto del hogar.

En el libro de los Hechos encontramos a los primeros discípulos compartiendo el Evangelio en los hogares.

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo. Hechos 5:42

Partiendo de este pasaje afirmamos que compartir la Palabra en los hogares es un modelo  bíblico.

Emprender este trabajo suele ser muy sencillo, sólo se requiere disposición y un poco de planeación.  Una vez ya hemos tomado la decisión de emprender un proyecto de células en nuestra iglesia el primer paso es saber con cuantos hogares y lideres contamos para establecer los grupos. Como mínimo necesitamos nombrar a un encargado por cada grupo, quien será el responsable de llevar a cabo el programa ósea impartir el estudio. Siempre será mejor contar con alguien más en el equipo, como un auxiliar que pueda apoyar o suplir al líder encargado cuando este no pueda continuar con el cargo o que  se tenga que ausentar de alguna de las reuniones, asi siempre habrá alguien más que tome el cargo.
Una vez que tenemos ubicados los hogares dónde estableceremos los grupos de estudio y ya hemos nombrado a los líderes de cada uno, ha llegado el momento de determinar la frecuencia en que estos operarán.  Lo más recomendable es llevarlos a cabo un día, durante una hora, una vez a la semana.  De esta manera no se es una carga tan pesada para la familia que nos alberga, y se cuenta con tiempo suficiente para preparar la  exposición de cada lección.

Después de todo esto no queda más que ser constante y perseverante, habremos de dedicar tiempo a la oración y pedir ayuda a Dios, es necesario invertir tiempo para invitar a las  personas a que asistan a nuestras reuniones  y a los que ya asisten animarles a que no falten. Siempre es importante tener un programa establecido y ordenado para presentar el mensaje de una manera entendible y dinámica a quienes estaremos evangelizando.

Para esto hemos diseñado 3 estudios Bíblicos especialmente escritos para transmitir las verdades de la Biblia en pequeños grupos de estudio en los hogares. Esto están en orden consecutivo, y sus títulos son:

El Camino de la Felicidad

El Camino de la Victoria

BFAM o Creced y Multiplicaos.

Te invitamos a que los solicites de manera gratuita y los implementes con un pequeño grupo de estudio de tu iglesia local o en tu hogar. Para mas información y solicitar estos estudios llena por favor el siguiente cuestionario.

Rodolfo Silva Ver todo

Diseñador Gráfico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s